Intempo

Blog

Luis Barragán y la arquitectura mexicana.

La influencia de Luis Barragán en la arquitectura mundial sigue creciendo día con día, su casa, conservada  tal como la habitó hasta su muerte en 1988, es uno de los sitios más visitados en la ciudad de México por los arquitectos y los conocedores de arte de todo el mundo.

La Casa Luis Barragán, construida en 1948, es una de las obras arquitectónicas contemporáneas de mayor trascendencia en el contexto internacional, como lo ha reconocido la UNESCO al incluirla en su lista de Patrimonio Mundial. Se trata del único inmueble individual en América Latina que ha logrado tal distinción, debido a que es una obra maestra dentro del desarrollo del movimiento moderno, que integra en una nueva síntesis elementos tradicionales y vernáculos, así como diversas corrientes filosóficas y artísticas de todos los tiempos.

InTempo-Blog1 (2)

La arquitectura como una visión dinámica se resuelva en el juego de luces y sombras. La pureza de las formas en la arquitectura que radica en la belleza de la luz, tiene permanencia, proporcionando una oportunidad infinita al arquitecto de iluminación para aprender de ella y llenar cada rincón de las estructuras de luz natural.

“El arte de ver. Ese arte es esencial para un Arquitecto, saber cómo ver y, ver de tal manera que la visión no sea sobrepasada por el análisis racional”.  – Luis Barragán.

Luis Barragán evolucionó la arquitectura moderna del país con el uso de los colores que recuerdan la arquitectura tradicional de México, con obras como la Casa Estudio, la Capilla de las Capuchinas, en 1953, las Torres de Satélite, en 1958, Fuente de los Amantes en 1969, la Casa Gilardi en 1976, entre muchos otros.