InTempo • ¿Qué debemos tener en cuenta para la construcción de una bodega sostenible? | Blog

BLOG

¿Qué debemos tener en cuenta para la construcción de una bodega sostenible?

Publicado: 22 de Oct, 2020
Se ha vuelto cada vez más común la búsqueda de soluciones de construcción sostenibles para uso industrial, que además de tener menor impacto ambiental, reduzcan costos de construcción, mantenimiento, operativos y energéticos. Los espacios de almacenamiento como bodegas y almacenes son de las principales edificaciones en busca de la sostenibilidad, ya que se pueden reducir mermas, costos en energía para refrigeración e iluminación al almacenar productos, artículos y materia prima en espacios construidos con materiales de construcción inteligentes y bajo un desarrollo arquitectónico especializado.

El objetivo de las construcciones sostenibles es racionalizar el consumo energético, de recursos naturales, minimizar la generación de residuos y posteriormente gestionarlos adecuadamente, además de ser amigable con el medio ambiente y gestionar un mantenimiento adecuado de la biodiversidad desde la construcción hasta el funcionamiento del edificio.

La sostenibilidad se debe incorporar desde el diseño durante el desarrollo del proyecto arquitectónico, la funcionalidad, el mejor rendimiento de recursos como la luz solar y sistemas constructivos autoreguladores de temperatura.

Principalmente se debe considerar el consumo energético de la bodega o almacén; ya que tiene relación directa con el nivel de emisiones de CO 2 . La mayor parte de la energía que se consume se destina al control térmico del ambiente dentro del edificio, para tener menor o mayor temperatura que en el exterior, dependiendo el clima en la zona geográfica y los productos almacenados. Representando entre el 30%-70% de la energía total.

Considerando esto, cada vez más empresas recurren a la implementación de generadores de energía eléctrica, en lugar de a la red de distribución; la mayoría de las veces los generadores se basan en combustibles fósiles, lo que puede hacer que las emisiones de gases de efecto invernadero incrementen la huella de carbono de la empresa. Para disminuir esto, se puede optar por el uso de energías alternativas, como los paneles solares o los generadores eólicos, de igual manera, el uso de sistemas constructivos termoacústicos adecuados para evitar la pérdida de temperatura dentro de la bodega.

Otro aspecto que debe tenerse en cuenta para la sostenibilidad de una bodega es el consumo de agua. Acorde a cada industria, las bodegas pueden consumir altos volúmenes de agua para mantener un ambiente adecuado para los materiales utilizados. Para intentar reducir el consumo de agua puede haber muchos factores a tener en cuenta, tales como la colocación de tuberías de alta calidad para evitar las fugas de agua, colocar grifos y salidas de agua ahorradoras y el uso de sistemas de reciclaje de aguas residuales.

El diseño sostenible de una bodega integra el desarrollo del proyecto arquitectónico, la planeación y ejecución de la obra, siguiendo las pautas del diseño bioclimático, para responder a las condiciones necesarias para ser medioambientalmente seguro y que se basa en el uso de fuentes naturales y el consumo de agua sustentable.

Los beneficios de un diseño sostenible son el tener un mayor equilibrio económico y social para las bodegas y almacenes, una mejor integración con el paisaje, menores costes de producción, de funcionamiento operativo, ahorros en energía, agua y otros recursos naturales y tener una imagen de marca que identifique su compromiso medioambiental.

Es el control de la humedad, en especial en el sector agrícola, donde la humedad puede afectar la calidad de los productos. Para controlar tanto la temperatura como la humedad, el tamaño de la bodega es un factor muy importante, por lo que entre más pequeña sea más fácil será controlarlos de manera sostenible.

De igual manera, se recomienda que las bodegas y almacenes sean cerrados, es decir evitar la construcción de ventanas y puertas innecesarias, para que no exista una aireación y variaciones bruscas de temperatura. La orientación de la bodega también es un factor muy importante para que la luz solar no sea un factor que afecte en el control de la temperatura.

Los materiales usados para la construcción, principalmente las paredes y sus revestimientos deben contar con el aislante térmico adecuado, ser fácilmente lavables para evitar la aparición de mohos y la generación de bacterias.

​El construir una bodega sostenible, tiene muchas ventajas, tanto para la preservación de los productos almacenados, como para las empresas. Los ahorros en costos operativos y de construcción pueden reinvertirlos en otras áreas que requiera su empresa, además que serán amigables con el medio ambiente, lo cual es muy importante en estos tiempos, en donde el impacto de las construcciones y las actividades humanas es cada vez mayor.